Empresas de Diseño del Biobío proyectan su trabajo con énfasis en la elaboración sustentable.

Taller Teja Verde Ecodiseño

Empresas de diseño de mobiliario multifuncional en base a madera reciclada, de vestuario infantil con fibra antimicrobiana, de calzado con planta de neumáticos reciclados y uso de materiales naturales para la creación local de productos. Así de variada es la oferta del sector diseño de la región del Biobío, pero con un denominador común: la sustentabilidad.

Y es que para las empresas agrupadas en el Programa Territorial Integrado – PTI “Biobío Creativo”, la revalorización de materiales residuales es mucho más que una tendencia. Es parte de una cultura de respeto al medioambiente que trasciende hacia un desarrollo social y económico de la región.

Moro Sustentable, Teja Verde, Adapto, Pamela Maza Shoes y BabyCu, son algunas de las empresas de Diseño regional beneficiadas por el PTI “Biobío Creativo”, quienes compartieron sus experiencias sobre estos difíciles años de pandemia, y los nuevos desafíos que se plantean para el año que recién comienza.

Manuel Véjar, con su marca Moro Sustentable, explora la creatividad, el diseño y la construcción de objetos de diseño, a partir de la madera reciclada, en un trabajo colaborativo de los integrantes de este taller, quienes buscan generar consciencia del aporte a la sustentabilidad, el respeto ecológico, la autogestión y la educación en la sociedad. Recientemente participaron además en el diseño y construcción de los domos que albergaron los stands de artesanías en la Feria de Arte Popular del Parque Bicentenario de Concepción.

Proyecto Domo de Moro Sustentable

Entre las tareas a realizar este año, indica Véjar, “está demostrar que, a través de las acciones, la realidad es transformable. Tenemos una gran oportunidad en nuestras manos para generar ese cambio que todos queremos ver. El cambio está pasando ahora, está sucediendo, nosotros lo estamos haciendo”.

Por su parte, Matías Rebolledo, de Adapto, una empresa dedicada al diseño y fabricación de muebles transformables, adaptables y multifuncionales que optimizan los espacios, señaló que el gran desafío pos pandemia, es concientizar a las personas sobre el uso y aprovechamiento de sus espacios dentro del hogar. “Queremos que no sólo duerman, sino que hagan vida dentro de sus casas”, indicó.

Pamela Maza, de la marca Pamela Maza Shoes, quien incorporó la economía circular en su modelo de negocio, con la reutilización de neumáticos fuera de uso para confeccionar la planta de los zapatos; destacó la importancia de la unión de los emprendedores locales para impulsar el sector del diseño de manera colaborativa.  “Después de la pandemia queremos enfocarnos en la unión con los diseñadores de la región, para lograr una sinergia y apoyarnos entre todos”.

Mientras que Carlota Durán, de Teja Verde Ecodiseño, una empresa que impulsa el desarrollo social, económico y cultural de la región, innovando y revitalizando oficios tradicionales, que vinculan el diseño y la artesanía, resaltó el talento creativo que impera en la región del Biobío, por lo que hizo un llamado a fomentar e impulsar la cultura del emprendimiento local. “Que se consuma y que podamos vivir de ello”, acotó.

Para Daniela Cartes, fundadora de BabyCu, los desafíos para este año, además de seguir contribuyendo al posicionamiento competitivo de la matriz productiva de la región, están centrados en potenciar la creatividad en el área del diseño desde lo local. “El llamado que tenemos hoy día es mirarnos como colaboradores, y no como competencia, porque nosotros no construimos todo solos. Necesitamos de un enjambre productivo, y eso lo estamos logrando a través de las distintas acciones que está realizando el PTI”, resaltó Cartes.

Producto de fibra de cobre de BabyCu

Finalmente, la gerenta del PTI Biobío Creativo, Jimena Alarcón, señaló que “el potenciamiento del tejido emprendedor de la región del Biobío es un desafío en el que debemos seguir trabajando, para estar más presentes en el imaginario nacional y ser competitivos a nivel internacional. Seguir creciendo en la construcción de una cultura de diseño necesaria para la economía, el medioambiente y la sociedad en pleno”. Así, con el desafío de poner en valor el trabajo de estos profesionales de la zona, potenciando el talento hacia la competitividad y rentabilidad, el PTI Biobío Creativo, ejecutado con el apoyo de Corfo Biobío, desarrolla su segundo año con actividades que buscan resaltar el talento creativo de los diseñadores de la región.